Sexo en el agua

Sexo en la ducha, en una bañera, la piscina, la playa...al agua puede llegar a inspirar numerosas situación eróticas. El problema es que esta práctica lleva asociados muchos más problemas de los que nos podemos imaginar, no estamos diciendo que no se pueda practicar jamás, pero si que se debe de hacer teniendo en cuenta ciertas precauciones.

sexo en el agua

Y es que lo primero que hay que tener en cuenta es que el resultado del sexo dentro del agua es le mismo que el sexo fuera de ella, es decir, el riesgo de quedarse embrazada o de contagiarse de alguna enfermad de trasmisión sexual es igual de alto. Por lo que sí, no hay ningún problema en utilizar preservativo dentro del agua.

Precauciones para tener sexo en el agua

1. Aunque pueda parecer lo contrario el agua no lubrica porque lo que la ausencia de lubricación es igual de perjudicial, por ello es recomendable que se aplique lubricante a base de acuosa o de silicona ya que son resistente al agua y facilitará la penetración.

2. Debes de tener en cuenta que el sexo en el agua puede provocar que cojas un montón de bacterias ya que el agua está llena. Son bacterias que tu piel puede tolerar perfectamente pero tu flora vaginal no. Además, la piscina por ejemplo aumenta las posibilidades de peligro, ya que sino tiene la cantidad de cloro correcta puede provocar desde una infección urinaria a la aparición de hongos.

3. Especial mención merece el sexo en el mar, ya que la sal puede provocar irritación en la vagina de la mujer e incluso alguna herida en la piel.

4. Cuidado con las leyes ya que si en vez de tu piscina o tu bañera prefieres arriesgarte y hacerlo en un sitio público puedes llegar a tener una multa de hasta 3.000 euros y en algunos lugares directamente está prohibido y penado con la cárcel.

Probablemente ya habrás comprobado en tus propias carnes que muchas veces el sexo en el agua te transporta a otra dimensión del placer, ya sea por la diferencia del tacto o por los escasos efectos de la gravedad. No obstante, también habrás podido comprobar por lo que ya te hemos contado, que el sexo en al agua no siempre puede ser beneficioso.

Sabemos que es algo que todo el mundo quiere probar alguna vez en su vida, por lo que como sabemos que es inevitable te recomendamos que sigas las indicaciones que hemos dicho anteriormente para que lo que promete ser una experiencia única y excitante no se convierta en una pesadilla después.