Todos sabemos que una ruptura es muy dolorosa, de hecho, no importa si has decidido dejar tu la relación o no, ya que estamos acostumbrados a pasar la mayor parte del tiempo con esa persona especial. No obstante, hay que tener en cuenta que si dejamos la relación y cerramos las puertas a una posible reconciliación, puede que nos estemos equivocando y, por ello, debes dejar a tu pareja con suavidad y nunca cerrar las puertas a una posible reconciliación. En este artículo nos hemos propuesto que aprendas a decir estas cosas con tacto. Así pues, te hemos planteado una serie de frases para que escojas la que más te guste y se la digas a tu novia para que nunca más te maree para volver en un futuro inmediato pero que, en un futuro lejano, si te arrepientes, puedas reconciliarte con ella.

exnovia

Las mejores frases para dejar a tu novia

  1. Hola, mi amor. He de contarte una historia, en ella, tu eres la protagonista. Tu me ayudaste a cambiar, me ayudaste a ser quien soy hoy en día y contigo aprendí cuál es el significado de la palabra amor y aprendí que era hacer el amor en la cama. Hoy, esta historia debe llegar a su fin, pues he de explorar otras vías para ver si puedo ser un poco más feliz.
  2. Mi nena, hoy se acaba el capítulo más largo de un libro llamado amor. Tienes que leer otro capítulo, pero para el final, queda mucho tiempo.
  3. Los caminos de la vida se acaban separando. Y los nuestros han llegado a su fin.
  4. No imagino un futuro contigo, pero no imagino un pasado sin ti, mi amor.
  5. Guapa, alta, preciosa, perfecta.. Lo tienes todo y estoy seguro de que encontrarás pronto a alguien que te ame como necesitas mi niña.
  6. Ten en cuenta que los días pasan muy rápido y si no encuentras a alguien que te ame, quizá yo vuelva para rescatarte; pero de momento necesito seguir mi camino.
  7. Eres lo mejor que me ha podido pasar, pero ahora necesito algo diferente, te amo.
  8. No sé que haré pero lo que tengo claro es que nunca te olvidaré, mi niña. Eres la mejor, vales mucho y debes encontrar alguien que te ame tanto como lo hice yo en su día. Pero eso sí, tienes que prometerme una cosa. Mírame a los ojos y dime que nunca en la vida me olvidarás. Yo te haré esa promesa si nos fundimos en un beso largo, el último de esta relación, esta relación que tantas alegrías me ha dado. Sé que algún día nuestros caminos volverán a unirse y seremos uno mi nena, la mejor.